http://static.tumblr.com/tqhzz6f/j4Im7qsjj/style.min.css Maria Josep Serra Maria Josep Serra
Subscribe to Maria Josep Serra by Email You can

Fabra el adivino

En estado cuántico y/o de ilusión también se vive. Así deben estar los nuevos estrategas que dirigen la política del presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, que estos días festivos anda de tournée diciendo que lo que dicen que será, no será.

Fabra, que se autoproclamó candidato de la formación conservadora que dirige Mariano Rajoy, sin que éste haya dado todavía su visto bueno, afirma que tiene datos de que el tripartito, -PSPV-PSOE, Compromís e Izquierda Unida- no es el virtual ganador en los próximos comicios autonómicos, tal y como apuntan los informes elaborados por  diferentes empresas profesionales.

Muy bien. ¿Dónde están esos datos a los que alude Fabra  sin pudor por tierras madrileñas. ¿Es una encuesta interna sufragada por el Partido Popular? Si es así, ¿por qué no la muestra? ¿Qué pasa entonces con las informaciones contrastadas que señalan lo contrario? ¿Es Fabra un adivino y en la Comunidad Valenciana no nos hemos enterado? No. No es un adivino porque en ese caso no estaríamos donde estamos, en bancarrota y vendiendo a precio de saldo los que nos ha costado un dineral. Son hechos irrefutables que ustedes sí pueden confirmar con sólo apretar una tecla de su ordenador.

Sigue en http://www.eldiario.es/_f0b160f

Se acabó lo que se daba

No sé si los asistentes a la intermunicipal del Partido Popular conocen el merengue pero así es como salieron muchos de los alcaldes, diputados y militantes de la formación conservadora tras escuchar a sus líderes en el Palau de la Música de Valencia. Con un merengue de cuidado. Y eso que era un público especialmente seleccionado para un evento con un claro objetivo electoral que había levantado muchas expectativas y que se ha quedado en agua de borrajas.

El recinto escogido para la ocasión, no era la Feria de Valencia, que vive sus horas más bajas tras la salida de su anterior equipo directivo; vinculado a los excesos de la etapa Gürtel con el bigotes a la cabeza, y que tendrá que someterse el fin de semana que viene al interrogatorio del juez José Castro, que investiga el caso Nóos. En esta ocasión el lugar elegido ha sido más íntimo y pequeño, el Palau de la Música, que no hay que confundir con el de les Arts, que se cae a pedazos. Aún así, minutos antes de llegar el presidente del partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, han pedido a algunos simpatizantes que entraran para ocupar huecos vacíos.

El extenso perímetro de seguridad impuesto tampoco ha impedido que los compañeros despedidos de #RTVV, 1.800 familias, hayan  recibido y despedido a los invitados al conclave. Los accesos a los garajes cercanos han sido el lugar escogido para recordar a los populares que la televisión autonómica valenciana no emite desde hace más de cuatro meses, tiempo en el que los trabajadores han seguido recibiendo el sueldo. Hagan ustedes números. Y que quién la cerró fue Alberto Fabra. Un candidato a la presidencia de la Generalitat sin confirmar por la dirección de Génova, que hoy tampoco ha dicho el nombre del elegido para encabezar la lista a las elecciones europeas del 25 de mayo.

Sigue

Mi madre murió indignada

image

No sé que habrá sido de Suárez cuando se publiquen estas líneas. Mi madre, que lo votó como presidente de gobierno, murió hace unos días, el 15 de marzo, en plenas Fallas.

Se fue como quería; sin hacer ruido. En silencio. Sin molestar a nadie. Dejando en su camino mucho amor, bondad, serenidad y sabiduría. Pero también muy indignada y preocupada por el futuro de sus hijos, nietos y amigos. No daba crédito a la actual situación que atraviesa España. Pero lo que más miedo le daba era sus actuales dirigentes. En general, le parecían idiotas, ineficaces y sin corazón. Además de mentirosos y corruptos.

Era una mujer muy inteligente a la que la posguerra obligó a dejar los estudios siendo una niña para ponerse a trabajar. Un hecho que siempre lamentó pero que  subsanó con el tiempo. Estudió, creció y evolucionó hasta convertirse en la gran mujer y madre que ha sido. Llegó sola a Valencia; llorando en un tren desde Albacete, según me contaba. En el anden la esperaba su hermana mayor. Trabajó de doncella en la casa de un famoso abogado valenciano, y después en una fabrica. Entonces apenas sabía leer y escribir. A sus tíos los habían fusilado, y a su primo hermano, Tomás, alcalde de Fuentealbilla, se lo llevaron una noche y nunca supieron nada de él. De Los Molina, -apodo familiar porque tenían el molino del pueblo-, ya no queda nadie.

En los últimos tiempos recordaba cómo había vivido tras la guerra, a pesar de que había disfrutado, y mucho, de la democracia y de la vida. Mi madre, al contrario que Suárez, se fue, para bien y para mal, con su memoria intacta, y consciente de los drásticos cambios que se producían en su adorado país, para el que había trabajado sin descanso desde que era una cría, y con el temor de que le recortaran todavía más su exigua pensión. Se fue indignada. “Escribe cariño”, me decía. “Nunca dejes que nadie te pisotee. Y no tengas miedo. Sobre todo no tengas miedo”, insistía.

Progresista y laica, hasta hace pocos días todavía se manifestaba por las calles indignada por los  recortes a sus derechos como mujer y trabajadora. Se quedó viuda muy joven, -mi padre Miguel murió de cáncer con 50 años- y tuvo que trabajar mucho para sacar adelante cuatro hijos. Y lo hizo. A pesar de las Matos, Sorayas, Gallardones, Fabras, Cotinos, Camps, y la larga lista de la farándula política.

La hemos despedido con coplas, que cantaba como nadie, y la música de Paco de Lucía. Le prometimos que no lloraríamos y que lucharíamos por un mundo mejor. Que intentaríamos ser felices. Hoy es siempre todavía.

La foto es de la semana anterior. Se llamaba Isabel.

Publicado en eldiariocv el 22/3/14 

La infanta imputada y Camps de testigo

Cuando escuché a uno de los caros abogados que defiende a la hija del rey, hablando de la obnubilación que padece la infanta por su marido, Iñaki Urdangarin, para justificar su participación, consciente y activa, o no, -ya lo dirán los tribunales- en las empresas Nóos y Aizoon, pensé que estaba viendo Corazón. Pero no. Era Jesús-María Silva, catedrático de derecho penal y socio-director del bufete Molins & Silva; especialista en blanqueo de capitales, y corrupción pública y privada, entre otros, el que sonriendo, aducía que “amor, matrimonio y desconfianza son absolutamente incompatibles”. El penalista insistía en esta línea de defensa tras conocer la nueva imputación de la infanta, esta vez, por fraude fiscal y blanqueo de capitales.

Cristina de Borbón, que no ha recurrido -tampoco la Fiscalía, que sí ha pedido al juez instructor, José Castro, que cité antes a los inspectores de la Agencia Tributaria que elaboraron el informe que la exculpaba del delito contra la Hacienda Pública-  declarará en Palma de Mallorca, a las 10 de la mañana del sábado 8 de febrero, con paseíllo o sin él. Para el magistrado, las facturas por gastos personales de la infanta y de su marido fueron, claramente, objeto de un doble fraude; ingresos sin tributar en las declaraciones del IRPF; y reducción de la base imponible del Impuesto de Sociedades, al figurar como gastos de explotación sin serlo.

La enamorada infanta, que, según otro de sus abogados, Miquel Roca, acudirá voluntariamente al juzgado, afirmación que ha negado Castro en la misma providencia en la que adelanta el interrogatorio un mes, -a petición de la defensa-, deberá responder sobre los hechos que se le imputan: “Doña Cristina de Borbón y Grecia ha intervenido lucrándose en su propio beneficio y, de otra, facilitando los medios para que lo hiciera su marido, mediante la colaboración silenciosa de su 50% del capital social, de los fondos ilícitamente ingresados en la entidad mercantil Aizoon S.L, procedentes de los lucrados por la Asociación Instituto Nóos de Investigación Aplicada, de las arcas publicas de las comunidades Valenciana y de les Illes Balears”.

Si a algunos les resulta anecdótica la inacabable lista de gastos personales cargados a Aizoon, con clases de merengue incluidas. Es concluyente saber a qué se dedicaba la sociedad de alta asesoría, Aizoon, cuya plantilla, según el auto, estaba formada por cuatro empleados de hogar, una estudiante, una encuestadora que trabajaba para otra persona, un asesor, dos empleados que nadie vio nunca, un chico de los recados, una analista sin regularidad en el trabajo y otra persona con primeros estudios de enfermería haciendo “corta y pega de Internet”. Aizoon era el “andamiaje imprescindible”, el “cauce para el reparto de los beneficios” de Nóos, según el juez Castro.

La investigación, a punto de concluir, está pendiente desde hace meses de que la infanta aclare, o no,  su relación con la empresa que compartía con su marido al 50%. Y explique los dudosos negocios, que al margen de cómo se resuelva la vía judicial, ya han mostrado los que han vivido por encima de sus posibilidades a costa de los demás. “Es imposible”, ha dicho el fiscal anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach, “dada la cuantía de los gastos personales, que la cuota defraudada alcance el umbral de los 120.000 euros”.  Ahí está ahora el dilema.

En fin, supongo que después de tanto jaleo, la infanta dirá que no sabía nada como hizo  en su día el tesorero de Nóos, secretario privado de las infantas y fiel asesor del rey, el también imputado Luis García Revenga. El juez Castro estará en Valencia el 31 de enero y el 1 de febrero, para interrogar, entre otros, a 12 testigos e imputados, y ¿cómo no? al escurridizo ex presidente del Gobierno Valenciano, Francisco Camps, que desapareció ante la anterior convocatoria del magistrado para que prestara declaración.

Por último, recordar que Nóos cobró más de 3 millones de euros de las arcas  valencianas por organizar, sin concurso público, unas conferencias deportivas. Que en el año 2005, el ex conseller Esteban González Pons, llegó a firmar un convenio de 5 millones de euros para organizar unos juegos europeos que no se realizaron, pero por los que se pagaron 382.000 euros. Y que en el 2006, Urdangarin y sus socios casi se cargan el Parque Natural de la Albufera con un absurdo plan que no llegó a buen puerto, que preveía la construcción de 2.500 viviendas. El yerno del rey está imputado por apropiación de caudales públicos, falsedad documental, fraude a la Administración y prevaricación.

Publicado en eldiario 

#Caso Blasco en vez de #casocooperación

Todos se quejan pero ninguno deja el cargo. “Mis recursos son menores que cuando comencé mi andadura política”, ha dicho con cara de no haber roto un plato en su vida, Rafael Blasco, ex conseller de casi todo en el Gobierno Valenciano, con socialistas y populares, antes de entrar al juicio en el que está imputado por fraude, prevaricación, tráfico de influencias, malversación y falsificación de documento público en la concesión de las ayudas del Consell a la cooperación internacional.

Pobre. Más de 30 años sacrificado por el bien público.

“Es el momento de la verdad”, ha declarado, al igual que su compañero, el ex presidente de la Diputación de  Castellón, Carlos Fabra, otro político vocacional, que fue condenado recientemente a cuatro años de cárcel por fraude a Hacienda, y con el que ha compartido abogado, Javier Boix, también defensor de  Francisco Camps en el caso de los trajes. Una verdad que todos queremos conocer y por la que el ex portavoz del Partido Popular se enfrenta a 14 años de prisión. Y sólo es una de las piezas del sumario; la que afecta a la Fundación CYES y las subvenciones de 1.827.840 euros de euros que la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía, que entonces dirigía Blasco, concedió en 2008 para cinco proyectos en Nicaragua, donde apenas llegaron 43.000 euros. Otro dato a tener en cuenta es que el importe total de los proyectos ascendía a 2.284.800 euros, de los que CYES, que carecía de la capacidad económica necesaria, debía sufragar el 20% requerido. No aportó nada en su día, y además se gastó casi todo en comprar diversos inmuebles, entre otras cosas.

Augusto César Tauroni, único imputado en prisión, obtuvo contratos en todas las Consellerias que Blasco gobernó. “Fue a través de personas interpuestas y con independencia del ámbito de actuación del organismo público y de los diferentes cometidos y quehaceres a realizar en cada uno de ellos: Bienestar Social, Territorio y Vivienda o Sanidad” El auto no deja lugar a dudas.

Por eso no me extraña que la Coordinadora Valenciana de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo, que ejerce la acusación popular junto al PSPV-PSOE, pida que la causa se llame #CasoBlasco puesto que no se juzga la globalidad de la gestión de los fondos destinados a cooperación internacional de la Generalitat Valenciana, sino “los delitos de una presunta trama que apuntan como máximo responsable al exconseller y su equipo directivo”. Me apunto a su propuesta, y desde aquí la comparto, a la espera, como muchos otros, de que Blasco declare el próximo jueves y nos cuente la verdad de dónde está el dinero de los fondos de cooperación.

Publicado el 7/1/2014 en http://www.eldiario.es/_cda61bc

Somos una mierda

No sé por dónde empezar con este último artículo del año. Y es que la realidad, de nuevo, supera la ficción. Nunca pensé que 2013 acabaría tan mal, en especial, para los valencianos. Pero, sin duda, así ha sido. Señoras y señores, somos una mierda. Pónganle las acepciones que quieran; seguro que aciertan. He dudado titular entre Somos una mierda o La debacle valenciana. Los dos son realistas con los tiempos que vivimos, y si quieren que les diga la verdad, ya no sé si hemos tocado fondo o no. La recuperación, que insisten en vendernos Mariano Rajoy y Alberto Fabra, no la veo. Y si está ahí -ojalá-, es tan imperceptible que, de momento, sólo percibo un gran retroceso.

A punto de acabar 2013, en la Comunidad Valenciana tenemos más parados que el año anterior; 701.300, según la última Encuesta de Población Activa (EPA). Nuestra tasa de paro es del 28,29%, dos puntos más que la media nacional. La catalana es del 22,84%, y la madrileña del 20,05%. Debemos, quiero decir, la Generalitat debe lo que no está escrito. Y lo que deberemos porque han hipotecado una buena parte del futuro. Información que hoy conocemos con cuentagotas, y por supuesto, con retraso. “El desequilibrio financiero de la Generalitat es muy grave”, dice en su informe anual la Sindicatura de Comptes. “El elevado fondo de maniobra negativo al cierre del ejercicio es un indicador de la delicada situación de liquidez y de solvencia a corto plazo”, se insiste desde la institución, que recuerda que ya lo ha dicho otras veces.

La deuda financiera de 2012 fue de 23.817,8 millones de euros; 17.848,5 a largo plazo, y 5.969,3 a corto plazo. La variación ascendió al 64,8%. La base de este incremento fueron los créditos concedidos por el Estado mediante el mecanismo extraordinario de financiación para el pago a proveedores, conocido como mecano, y el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA); ambos a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO). La otra razón radica en la asunción por parte de la Generalitat de la deuda de las entidades que integran el sector público empresarial y fundacional. La sorpresa este año ha sido reconocer, es decir contabilizar, la deuda de más de 2.000 millones de euros de Construcciones e Infraestructuras Educativas (CIEGSA). “Una consejería paralela, opaca y sin transparencia”, como se cansó de denunciar, sin éxito, durante años la ex diputada autonómica por el PSPV-PSOE, Ana Noguera.

También somos más pobres. En cuatro años los valencianos hemos perdido un 10% de riqueza, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). El PIB por habitante ha caído hasta los 19.480 euros; mientras el de Cataluña es de 26.412; y el de Madrid de 28.906 euros. Somos más pobres y también más miserables. El Gobierno que preside Alberto Fabra publicó en el DOGV, la víspera de Navidad, lo que deberán abonar las personas que carecen de cobertura sanitaria porque el nuevo sistema los dejó fuera. Sin embargo, pagamos 200.000 euros diarios por impedir que la plantilla de RTVV haga su trabajo. ¿Por qué razón? El silencio.

A pesar de todo, Feliz 2014!

Publicado en

Juan José Estellés: Arquitecto, profesor, amigo

Hoy mi artículo trata de arquitectura, de amistad y de admiración. De toda una lección de cultura y vida. La de Juan José Estellés, arquitecto valenciano de la Escuela de Barcelona, al que tuve la suerte de conocer y entrevistar hace años. Charla que quedó recogida en el libro Juan José Estellés Ceba, escritos y obra plástica (1935-2007), editado por su discípulo y amigo, Tito Llopis, fundador del estudio de arquitectura Vetges-Tu. El libro acompañaba la exposición organizada por el equipo del MuVIM, que entonces dirigía Romà de la Calle, y comisariada por Llopis. Estellés, integrante del Grupo Parpalló y miembro de honor de la Academia de Bellas Artes de San Carlos, vivió con cierta sorpresa, por su sencillez, el homenaje que le brindaron amigos y alumnos cuando contaba 89 años.

Un homenaje, que hoy, al año de su muerte, se ha ampliado con otra gran exposición donde ejerció la docencia y transmitió su pasión por la vida, la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica, en cuya creación participó en los años sesenta. Hasta mediados de febrero se pueden ver los bocetos de su primer edificio de viviendas, en el número 12 de la calle Reina Doña Germana, todavía bajo el influjo de Raimón Durán i Reynals; junto a otros proyectos posteriores como el de “Santo Tomás de Villanueva”, donde se observan las ideas de Mies van der Rohe. A los que seguirán el Centro de Rehabilitación de Levante, el estadio de fútbol del Levante, y su propia casa en Campo Olivar, Godella. Como buen aficionado al cine, también disfrutó creando y construyendo el almacén, los laboratorios y las oficinas de la Filmoteca Valenciana.

imageTito Llopis, comisario de la exposición. /García Poveda

Juan José Estellés, premio Lluis Guarner, fue un precursor de la arquitectura valenciana de vanguardia, a pesar de las dificultades de la época en la que le tocó estudiar y trabajar. Promoción de 1948. Sólo nueve compañeros en su curso. Tenía 28 años. “En las escuelas de arquitectura españolas no se hablaba de Movimiento Moderno, y si rara vez se hacía alguna referencia a él, era para denostarlo”, le confesará a Llopis. Estellés, que antes de comenzar la carrera se alistó en el ejercito republicano; que fue detenido y encarcelado más de un año tras la guerra, tuvo acceso a Le Corbusier y Niemeyer, por su padre, médico de profesión, que en su juventud había sido crítico de arte en el diario El Pueblo; fundado y dirigido por Vicente Blasco Ibáñez.

Maestro de varias generaciones de arquitectos, vitalista, gran conversador, experto en arte; presidió InterArte, la feria internacional de arte moderno de Valencia. Dibujante, pintor, escritor y un gran nadador. Todo eso, y más, ha sido el valenciano Juan José Estellés. No se pierdan la excelente exposición de su vida, dedicada a la arquitectura, que presenta su alumno y amigo Tito Llopis.

Publicado en eldiariocv

Facturas ocultas, hinchadas y falsas

Suenan todas igual de mal. De juzgado de guardia. No sé qué ocurre, pero, aquí, casi todos los imputados y condenados por ocultar facturas, hincharlas y falsificarlas, siguen en su cargo y recibiendo el sueldo público. ¿Quién es el responsable de esta situación y de la nefasta administración pública que padecemos? Es la pregunta del millón que nadie responde en el Gobierno Valenciano ni en el Partido Popular, cuya formación cuenta con el mayor número de imputados en casos de corrupción. El ex presidente de la Diputación de Castellón, el popular Carlos Fabra, tras alargar la investigación con todas las triquiñuelas legales a su alcance, y dificultar el trabajo de los jueces, como denunció el último de los nueve que instruyó el sumario, ha sido condenado a cuatro años de cárcel por fraude contra la Hacienda pública.

Otro caso espeluznante es el del ex consejero de Solidaridad, Rafael Blasco, imputado por tráfico de influencias, falsedad, prevaricación, malversación y fraude en las ayudas públicas a la cooperación internacional. Más de 3,5 millones de euros de subvenciones de la Generalitat. La primera pieza del caso, que se juzgará después de reyes, corresponde a la concedida a la fundación Cyes (juzguen ustedes si les parece una ONG) por valor 1,8 millones para proyectos en Nicaragua; donde sólo llegaron 43.000 euros. La Fiscalía Anticorrupción pide 14 años de cárcel, la Generalitat, como acusación particular, reclama 11. El ex portavoz del PP sigue en el parlamento valenciano, en el absurdo grupo de los no adscritos, una treta legal que le permite conservar su escaño, su sueldo y  las ventajas que le proporciona su condición de aforado.

Pero volviendo al tema de las facturas ocultas, en la Comunidad Valenciana se encontraron el año pasado más de 300.000 recibos en los cajones, por un importe de 1.850 millones de euros, que nunca se habían contabilizado. Para que se hagan una idea, la cifra superaba el déficit previsto por el ejecutivo en los presupuestos, que era de 1.335 millones de euros. Se sabe que hay más facturas de la misma índole; deuda no imputable a los presupuestos, pero dónde y cuándo aparecerán son siempre un misterio.

Sigue en eldiariocv http://www.eldiario.es/_c44dc45

Valencianos con Michelin

Los que me conocen saben de mi afición por la gastronomía, un sector en alza desde que en 1999  Ferran Adrià apareciera en la portada de El País Semanal. Aunque ya hacía dos años que El Bulli había obtenido las tres estrellas Michelin. Recuerdo la entrevista que le hizo el gran Feliciano Fidalgo en su “Luz de gas” en 1994. ¿Primero fue el huevo o la gallina? era el titular. Le pregunta: “Hace cosa de horas le vi escuchar Un puente de mar azul, quizá la última obra más arriesgada y conseguida de Lluís Llach ¿Pasó algo gastronómico en su cabeza?” Adrià responde:Vi en música lo que quiero que sea mi cocina: creativa y trabajada”. Como anécdota, Un pont de mar blava se estreno en Valencia en octubre de 1993, y un mes más tarde en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Eran otros tiempos, los de Carvalho Gastronómico, en los que la cocina y sus protagonistas no era tan populares y televisivos como ahora. En 1998 sólo tres cocineros, un vasco y dos catalanes, contaban con tres estrellas Michelin. La restauración valenciana consiguió la distinción el año pasado, de la mano de Quique Dacosta en Denia, que como viene siendo habitual cerró sus puertas hace unos días para preparar la nueva temporada que comenzará a finales de enero.

Sigue en eldiariocv

La lotería y fraude de Carlos Fabra

Publicado en eldiariocv

La condena de Carlos Fabra llega con retraso. Pero aquí la tenemos. Cuatro años de prisión para el todopoderoso hombre del Partido Popular en Castellón, y del más allá. Uno por cada delito cometido contra la Hacienda Pública, frente a los 13 años que pidió el Fiscal. Además, el ex presidente de la Diputación castellonense deberá abonar 693.074’33 euros de multa e indemnizar por la misma cuantía a la Administración por el total defraudado. Como dice el auto del juez, ha sido un proceso muy largo que se ha dilatado en el tiempo, por cuya instrucción han pasado nueve magistrados y cuatro fiscales.

Fabra, todavía secretario general de la Cámara de Comercio de Castellón, que nada más conocer la sentencia, ha declarado que la recurrirá y que se siente contento porque se ha librado de la acusación de los delitos de cohecho y tráfico de influencias, realizó, entre 1999 y 2004, 519 ingresos en efectivo por la valor de 3.259.492’20 euros; 217 cheques por importe de 3.927.129’43 euros; y 110 ingresos mediante trasferencias de 1.128.496’51 euros. Ni los premios de la lotería ni la venta de inmuebles dan para tanto. “El desfase sigue siendo tremendo entre las disponibilidades y los ingresos en efectivo realizados”, explicaron los peritos durante el juicio. “Está claro, no hay forma de explicar la financiación que supone los ingresos en efectivo con las fuentes de renta conocida”.

Un párrafo de la sentencia expone claramente el fraude de Carlos Fabra. “Es incuestionable que era cabal y perfecto conocedor de todos los hechos narrados, de los ingresos que tenía y de todos los ingresos bancarios realizados personalmente o por terceros, así como de su obligación de incluir esas cantidades en la declaración de la renta. Que tal omisión no se debió a una simple ignorancia o descuido es algo tan evidente por incompatible con la actividad profesional desplegada por el acusado que es una hipótesis plenamente descartable; como lo es que no conociese sus ingresos o pensara que no tenía obligación de pagar el IRPF por las referidas cuantías. En rigor, la única exculpación aducida es que en los números los peritos judiciales no coinciden con los peritos de la defensa, cuyas conclusiones, por demás, se han basado fundamentalmente en informaciones no contrastadas, sin soporte documental.

En estos delitos lo que se castiga no es la dejación en el pago de los tributos, sino el fraude en el incumplimiento de contribuir a las cargas públicas, puesto que lo decisivo no es la falta de pago en este caso, sino el presentarse ante la Tesorería Pública alterando los datos patrimoniales, ocultando parcialmente la estructura patrimonial del sujeto pasivo de los impuestos”.

Ya veremos si este año también le toca la lotería.

Añado varios enlaces con artículos publicados sobre este personaje:

(2013) Celebremos que #SomValencians  http://www.eldiario.es/_aee2ee0

(2013) Aviones y petróleo para Fabra

(2013) El camarote de los hermanos Marx

(2012) Fabra: El hombre avión y los recortes

(2011) La lotería de los imputados http://tmblr.co/ZYVWFyDll_ur

Política de tierra quemada

Estoy indignada con la cantidad de tertulianos ociosos que estos días han vomitado palabrería contra todos los valencianos, después de haber cobrado grandes sumas de dinero, con viaje y estancia pagada en hoteles de lujo, por alabar la política de despilfarro en RTVV y fuera de ella.

Existe otro País Valenciano. No uno, muchos. Que no conocen, o les importa un rábano conocer. El de los miles de valencianos que salieron a las calles el pasado sábado, fuera la que fuera su ideología política, para protestar por un cierre injusto, el de la radio televisión autonómica, producto de la nefasta gestión de los que quieren acabar con ella. También ha sido la gota que ha colmado el vaso para los ciudadanos que ejercieron su voto en las elecciones autonómicas, todavía con un presidente, Francisco Camps, a punto de sentarse en el banquillo de los acusados, imputado por cohecho, junto a varios de sus colaboradores más estrechos; dos de los cuales se declararon culpables y fueron condenados.

Sigue en eldiariocv

Hay inútiles con iniciativa: gente muy peligrosa

(Publicado el 4 de noviembre en eldiariocv http://bit.ly/1bh36ng)

El titular del artículo es uno de los muchos aforismos que escribió Georg Christoph Lichtenberg, científico y escritor alemán, que fueron seleccionados y traducidos, hace 25 años, por Juan Villoro en el libro Aforismos, editado por el Fondo de Cultura Económica. El tuit de @GC_Lichtenberg, me viene como anillo al dedo para contarles lo que sucede por tierras valencianas.

La formación conservadora ha celebrado hoy la Interparlamentaria Popular Valenciana, así se llama la rimbombante iniciativa, en un hotel de Valencia. Consellers, diputados regionales, nacionales, senadores, europarlamentarios, y un largo etcétera, se han reunido para realizar, según apunta la convocatoria, un informe de actividad. ¿A qué actividad se refiere la nota? Quizás, al juicio del caso del ex presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, imputado por tráfico de influencias, cohecho y delitos contra la Administración, que ha quedado visto para sentencia, y en el que los técnicos de Hacienda han dicho que blanqueaba dinero negro con operaciones “de manual”. O han hablado sobre la contundente petición de 13 años de cárcel para Fabra que pide el fiscal Luis Pastor, ex asesor de varios ministros del ex presidente del Gobierno, José María Aznar.

Habrá que ver el informe de actividad, porque justo a mitad mañana, el juez José Castro, que instruye el sumario del caso Nóos, ha emitido una providencia, con lo que ya se sabía; que el ex presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, tienen que declarar como testigos. La fecha, el día 16 de noviembre. Ambos políticos no están imputados, como pidió el magistrado, por ser aforados, y desestimar el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, la solicitud del magistrado.

Quizás la discusión ha ido por otros derroteros como es la educación y los millones de euros recortados al sistema público. La última novedad, también durante la reunión donde había europarlamentarios, es que con el curso ya empezado, muchos estudiantes Erasmus se quedan sin beca, y por tanto, en la mayoría de los casos, sin la posibilidad de seguir estudiando en Europa como tenían previsto.

Tal vez la iniciativa se haya centrado en las ayudas a la vivienda que el Gobierno Valenciano concedió a miles de familias valencianas, que todavía, tras cinco años, siguen sin recibir, y que según denuncia la Plataforma de Afectados a la Vivienda de la Comunidad Valenciana, tampoco tiene consignación en los presupuestos de 2014. La deuda asciende a más de 250 millones de euros.

No les voy a abrumar con más datos penosos de sanidad, educación y cultura, sobre los que nuestros gobernantes valencianos habrán, supongo, discutido, durante la reunión en el hotel de cuatro estrellas, que el líder del PP, Alberto Fabra, ha clausurado antes de partir hacia Madrid, al acto de celebración del XV aniversario del diario La Razón. ¿Estará en la fiesta el ministro Cristóbal Montoro, que decía que Camps era un ejemplo de eficiencia con las cuentas públicas? ¿Le hablará de nuestra depauperada financiación?, que como dice el decano de la Facultad de Economía, Vicent Soler, se remonta al franquismo.

En fin, les dejo una pequeña muestra de lo tratado en la interparlamentaria con unas declaraciones de Serafín Castellano, secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana: “Todas las encuestas indican que seguimos siendo el partido más votado frente a una oposición de tripartitos que sólo apuesta por el lío y la demagogia y un PSPV secuestrado por partidos minoritarios que marcan su agenda”.

Por cierto, Alberto Fabra ha oficializado su candidatura a la presidencia de la Generalitat.

Y, acabo como empecé: Hay inútiles con iniciativa: gente muy peligrosa.

El líder empresarial admirador de Raimon y los errores de Roig

Publicado en eldiariocv 

Lo dijo bien claro, hace dos años, en su toma de posesión como presidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (CIERVAL). “Me gustaría parafrasear un par de versos de uno de mis cantantes favoritos, valenciano, de Xàtiva. Hem de treballar tots junts, com més millor, sinó volem perdre-ho tot”. Boquiabiertos dejo a sus compañeros con este final sobre un cantante vetado desde hace años por la Administración valenciana, como tantos otros artistas.

José Vicente González, director general de GH ELECTROTERMIA y GH GROUP, empresa fundada en 1961, dedicada a la fabricación de equipos de calentamiento por inducción, me sorprendió entonces, y lo ha vuelto hacer ahora, durante su conferencia, sobre Cómo vamos a salir de la crisis, en el Fórum Europa. Y digo que me sorprende porque ni aquí, en la Comunidad Valenciana, ni entre sus compañeros de la CEOE, estamos habituados a que un líder empresarial diga que la austeridad no es el camino para salir de la crisis, y que la Ley de Mejora de la Calidad Educativa, conocida como Ley Wert, sin el consenso de todos, no sirve para nada.

En esta ocasión tampoco se cortó un duro, y fue al inicio de su intervención, ante varios miembros del Gobierno Valenciano, empresarios y sindicatos, cuando dijo, en referencia al reciente acto de #SomValencians, organizado por el Consell, que “la sociedad civil somos todos y nadie tiene derecho a repartir carnés”. “No hay buen viento para aquel que no sabe adónde va”, añadió el dirigente empresarial en alusión al evento, claramente electoralista, montado desde las instituciones.

Estos días, otro emblemático empresario valenciano, Juan Roig, me ha sorprendido. Reconocía, por primera vez, graves errores en la gestión de Mercadona, que han supuesto importantes pérdidas para su empresa, pero que ha generado la proliferación de fruterías y verdulerías, y el crecimiento de otras empresas valencianas, como es el caso de Pollos Planes o la red Panaria. Un error que le ha costado caro, en clientes y en beneficios. “Pensamos que así necesitaríamos menos personal, tiraríamos menos y el cliente compraría mucho más rápido y un poco más”, destacó Roig sobre el envasado de su productos.

Valientes y no timoratos

Ambos empresarios, Roig y González, tienen claro que la cultura del esfuerzo es vital e imprescindible para llevar a buen puerto una empresa o un país.  ¿Pero de qué forma, cuando la tasa de paro juvenil supera el 50%? La receta de González pasa por ser “valientes y no timoratos” para cambiar los pronósticos que auguran una lenta recuperación. “Inversión que produce crecimiento, crecimiento que genera empleo”. Y no solo en elementos tangibles, también en capital humano. “Es la única forma de conseguir un crecimiento sostenible. Sostenible económicamente, socialmente y medioambientalmente. No hay que alimentar la cultura del pelotazo”, concluyó el empresario.

No quiero cerrar este artículo sin destacar a varios valientes en esta época de crisis. Todas las personas que han recuperado la Mostra Cinema del Mediterrani, que se cargó la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. Mostra Viva está más viva que nunca. Y empieza el jueves. Y que como no podía ser de otra manera, cuenta con un cartel de lujo creado por el artista Artur Heras, cuya obra de la colección del Centre d´Art Contemporani, à cent mètres du centre du monde de Perpinyà , se puede contemplar en el bello palacio rehabilitado de Joan de Valeriola, sede la Fundación Chirivella Soriano.

Nada timorato es Joan F. Mira, que presenta el martes su último libro, El tramvia groc, a l’ Octubre Centre de Cultura Contemporània. Y para acabar, pueden escuchar el último disco de Rafa Xambó, t´estimo tant. Sonets de Shakespeare, para cuya portada ha contado con los dibujos del escultor Andreu Alfaro.

Tots #SomValencians